El grupo francés PSA Peugeot Citroen sufrió un bajón de las ventas del 16,5 % el pasado año a causa del descalabro de sus principales mercados europeos, pero también de sus malos resultados en Brasil, lo que no pudo ser compensado por otros mercados emergentes.

PSA vendió en total 2.965.000 coches en 2012, si se incluyen los componentes, frente a los 3.549.000 de 2011, mientras que la caída fue del 8,8 % si sólo se tienen en cuenta los vehículos montados con 2.820.000 unidades, anunció hoy la compañía en un comunicado.

La principal razón de esa evolución fue Europa y en concreto los países del sur que constituyen sus principales mercados, que fueron los que peor se comportaron (Francia, España, Italia y Portugal), destacó la compañía.

Las matriculaciones del constructor en el conjunto de Europa se quedaron en 1.758.000 automóviles, un descenso del 14,8 % muy superior al 8,6 % que cayó el mercado del Viejo Continente.

La otra piedra en el zapato de PSA fue Latinoamérica, donde vivió una situación contrastada, con malos resultados en Brasil -que atribuyó al impuesto sobre los productos industriales que favoreció al segmento B en el que está ausente- y buenos en Argentina.

Las ventas de PSA en América Latina disminuyeron un 12,9 % a 284.000 automóviles.

En China, por el contrario, el grupo se comportó mejor que el mercado, con un alza del 9,2 % a 442.000 vehículos, lo que se tradujo en un alza de la cuota de mercado hasta el 3,5 %.

En Rusia, la progresión del 7,4 % a 77.300 coches fue algo inferior a la del mercado (10,1 %).

PSA vendió en el resto del mundo un 16,5 % más vehículos, con resultados que consideró "excepcionales" en el Magreb y en particular en Argelia, donde más que duplicó sus cifras al llegar a 81.000 unidades en 2012, frente a 39.800 en 2011.

Para hacer frente a una coyuntura que va a seguir deteriorándose en Europa (la compañía espera un nuevo descenso del 3-5 % en 2013), PSA subrayó que va a continuar su estrategia de subir en gama con nuevos lanzamientos como el Citroen DS Cabrio o los Peugeot 208 GTI XY y 2008.

En Latinoamérica está previsto el lanzamiento de la producción del Peugeot 208 en la planta brasileña de Porto, un modelo que debe comercializarse a partir de la primavera, y luego de otros modelos, con los que espera volver a crecer en la región.

El fabricante francés tiene programados cuatro lanzamientos en China en el marco de su filial local DPCA, y allí espera una progresión "sostenida" este ejercicio.

También continuará la dinámica de desarrollo en Rusia, donde va a comercializar los Peugeot 208 y 301 y los Citroen C-Elysée y C4L.

PSA confía en que los diferentes países emergentes en los que está presente pasen a representar el 50 % de sus ventas en 2015, después de haber supuesto un 38 % en 2012 y un 33 % en 2011.