La Comisión Europea (CE) aprobó hoy un nuevo plan de acción para aumentar el número de emprendedores en Europa, con el objetivo de afrontar los altos niveles de desempleo, a través de medidas que abarcan la educación y la formación, la eliminación de obstáculos y el apoyo a colectivos específicos.

El vicepresidente de la CE y responsable de Industria, Antonio Tajani, aclaró que se trata de un texto político en el que todavía no consta la propuesta legislativa, que se desarrollará una vez analizados los resultados de una encuesta a empresarios europeos.

La financiación de este plan contará con 18.000 millones de euros de la Unión Europea (UE) destinados a innovación y 2.400 millones para pymes, aunque también podrá disponer de fondos regionales y contribuciones de los Estados miembros, indicó Tajani.

El comisario lamentó que "todavía sigue siendo muy difícil crear una empresa en Europa" y puso de relieve el bajo porcentaje de europeos a los que les gustaría trabajar por cuenta propia (sólo el 37 %, después de haber caído 8 puntos en los últimos tres años), en comparación con los estadounidenses (51 %) y los chinos (56 %), según los últimos datos del Eurobarómetro.

"Más emprendedores significa más trabajo, más innovación y más competitividad. (...) Si podemos liberar el potencial emprendedor de Europa, podremos traer de vuelta el crecimiento", dijo Tajani, para quien "los emprendedores son los héroes de nuestro tiempo".

La CE señala la educación y la formación como pilares básicos de la estrategia, no sólo a nivel universitario, sino también en periodo escolar: "Del mismo modo que se enseña educación física, también debe enseñarse cómo crear una empresa", señaló Tajani.

Además, destacó la necesidad de que los jóvenes tengan su primera experiencia empresarial antes de finalizar el periodo de formación obligatoria y que las universidades dispongan mecanismos para ayudar a los estudiantes a crear sus propias empresas.

El plan de acción también persigue crear un entorno propicio para la creación de empresas basado en el acceso a la financiación y el apoyo a éstas durante los cinco primeros años desde su constitución, que es cuando se produce la mayor parte de fracasos.

Asimismo, el Ejecutivo pretende ayudar a los emprendedores en el campo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), facilitar el cambio de propiedad de las empresas y simplificar los trámites administrativos.

Por otro lado, quiere promover el espíritu emprendedor entre segmentos específicos de la población, como las mujeres, las personas mayores, los inmigrantes y los desempleados.