Las exportaciones alemanas se estancaron en noviembre pasado en términos interanuales y alcanzaron los 94.100 millones de dólares, según datos provisionales difundidos hoy por la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

Respecto a octubre, las exportaciones se redujeron un 3,4 %, el mayor retroceso en trece meses, según los técnicos de esta institución pública, con sede en Wiesbaden (centro de Alemania).

La gran demanda de terceros países, con un incremento del 5,6 % en las exportaciones, hasta un volumen de 41.100 millones de euros, contribuyó a contrarrestar el debilitado negocio con los Estados de la Unión Europea y la eurozona.

Las exportaciones al área del euro descendieron un 5,7 % hasta los 35.000 millones de euros, mientras que los envíos a los países de la UE que no pertenecen a la eurozona cayeron un 0,6 %, hasta los 18.000 millones.

Las importaciones de países de la eurozona se incrementaron un 1,1 % hasta los 34,8 millones de euros, al tiempo que las procedentes de los Estados de la UE de fuera de la zona euro aumentaron un 0,5 % hasta los 15.300 millones de euros.

Las exportaciones a toda la Unión Europea descendieron un 4 % hasta los 53.000 millones de euros y las importaciones aumentaron un 0,9 % hasta los 50.000 millones de euros.

En los primeros once meses de 2012, las exportaciones se incrementaron en total un 4,3 % hasta los 1,018 billones de euros, frente a un aumento del 11,4 % en 2011.

En tanto, las importaciones alemanas registraron en noviembre una caída interanual del 1,2 % hasta los 77.100 millones de euros y retrocedieron un 3,7 % respecto a octubre.

Las importaciones de terceros países cayeron un 4,9 % hasta los 27.000 millones de euros.

La balanza de comercio exterior cerró así el penúltimo mes del año con un superávit de 17.000 millones de euros, mientras que en noviembre de 2011 fue de 16.100 millones de euros.