La confianza en la situación económica de consumidores y empresarios subió durante el mes de diciembre en la zona del euro y se mantuvo prácticamente estable en el conjunto de la Unión Europea (UE), según informó hoy la Comisión Europea (CE).

El Indicador del Sentimiento Económico (ISE) que elabora el Ejecutivo comunitario registró un incremento de 1,3 puntos en el último mes en la zona del euro, hasta los 87, y se mantuvo casi al mismo nivel en la UE (3 décimas más, hasta los 88,4).

La confianza en la situación económica de consumidores y empresarios, por su parte, mejoró en casi todos los sectores, con subidas en la industria y en la construcción, que compensaron las bajadas en el sector servicios y en el comercio minorista.

Entre las siete grandes economías de la UE, este indicador mejoró dos puntos en Italia, uno en Alemania y 0,4 puntos en Francia, mientras que permaneció casi estable en España (0,3) y en Holanda (0,2).

Por su parte, países como Polonia y el Reino Unido registraron bajadas del 0,2 y 3,5 puntos, respectivamente.

Por segundo mes consecutivo, la confianza en la industria aumentó tanto en el zona del euro (0,6 puntos) como en el conjunto de la UE (1,4), impulsada por mejores expectativas de producción.

En concreto, la confianza en el sector servicios anotó una subida de 2,1 puntos en los países del euro, aunque cayó 2,3 puntos en el conjunto de la UE.

La confianza en el comercio minorista también decreció un punto en ambas zonas.

En el sector de la construcción, por su parte, se registró una subida de un punto tanto en la zona del euro como en los Veintisiete.

Las expectativas de la UE de los precios de venta se vieron incrementadas en el sector de la industria y construcción, cayeron en el comercio minorista y se estabilizaron en el sector servicios.

En términos generales, la confianza de los consumidores permaneció prácticamente estable en la UE, con un descenso de 3 décimas, mientras que en la zona del euro registró una ligera mejora de cuatro décimas.

Asimismo, los últimos datos de la CE también señalaron una actitud más positiva de los consumidores sobre la situación de las economías familiares y sus expectativas de ahorro, aunque continúa habiendo pesimismo sobre el futuro económico y el desempleo en general.

El Ejecutivo comunitario elabora este indicador adelantado a través de su Dirección General de Economía, y para calcularlo utiliza datos históricos y otros recientes aportados por los Estados miembros.

La confianza en los servicio financieros, que no está incluida en este indicador, subió 3,9 puntos en los países del euro y 6,4 puntos en la UE, añadió la Comisión.

La CE también divulgó hoy los datos de clima empresarial de la zona del euro (BCI, por sus siglas en inglés) correspondientes a diciembre, en el que este indicador repuntó ligeramente (en cinco centésimas, hasta los -1,12 puntos), respecto del mes anterior.

La subida de diciembre refleja una mejora de las expectativas de producción y de los pedidos totales y de exportación, mientras que las evaluaciones de la producción anterior y la adecuación de sus reservas se mantuvo prácticamente estable.