Japón comprará bonos del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) con la intención de estabilizar el mercado de divisas y evitar el encarecimiento del yen frente a otras monedas, lo que perjudica a las exportaciones niponas, afirmó hoy el Ministro de Finanzas, Taro Aso.

Al término de una reunión del Gabinete, el responsable de la cartera de Finanzas, que además es ministro de Estado para Asuntos Financieros, comentó, en declaraciones recogidas por el diario Nikkei, que Japón hará uso de sus reservas en divisa extranjera para adquirir los mencionados bonos.

Se espera que el Gobierno nipón comience a adquirir hoy mismo bonos del MEDE.

Sin embargo, Aso señaló que el Gobierno decidirá el volumen desembolsado en función de las condiciones y rendimientos de los títulos en cuestión.

Tras las declaraciones de Aso, el euro, que arrancó en Tokio algo más debilitado con respecto a la víspera, se apreció abruptamente desde la banda media de los 114 yenes hasta superar ligeramente los 115 yenes.

El debilitamiento del yen frente a las divisas de referencia beneficia a los grandes exportadores nipones, que aportan en torno a un 40 por ciento del producto interior bruto (PIB) de Japón.