El italiano Luca Missoni, hermano de Vittorio Missoni, se encuentra en Venezuela para dar seguimiento a la búsqueda del avioneta en la que el heredero del emporio Missoni desapareció el pasado viernes en el archipiélago de Los Roques (norte), junto a otros tres italianos, el piloto y el copiloto.

Una fuente de la Embajada de Italia en Caracas confirmó a Efe que Luca Missoni viajó desde Nueva York para estar al tanto del rastreo que desarrollan las autoridades venezolanas desde que el pasado viernes la aeronave desapareció cerca de la barrera de coral del archipiélago, uno de los principales atractivos turísticos de Venezuela.

"El hermano de uno de los pasajeros está aquí y está involucrado en las actividades", indicó el primer secretario de la embajada italiana, Paolo Mari, al confirmar la identidad del también hijo del diseñador Ottavio Missoni, jefe de la afamada marca Missoni.

Agregó que por el momento "no hay ninguna novedad para subrayar" sobre la búsqueda.

Mari destacó, no obstante, que el Gobierno italiano aprecia "muchísimo los esfuerzos de las autoridades venezolanas, que están haciendo lo que pueden con el máximo compromiso".

De acuerdo con el último reporte difundido por las autoridades venezolanas un total de 483 personas participan en la búsqueda de la avioneta.

"Hoy se han intensificado las operaciones con 98 personas mas", indicó el portavoz del Ministerio del Interior, Jorge Galindo, a través de su cuenta de Twitter.

El bimotor británico Norman BN2 en que viajaba Missoni y los otros tres italianos fue declarado formalmente desaparecido el viernes, tras haber despegado de Los Roques, en el noreste caribeño venezolano, con rumbo al aeropuerto internacional de Maiquetía que sirve a Caracas.

El aparato estaba tripulado por los pilotos venezolanos Hernán Merchán y José Ferrer y llevaba también a bordo a Guido Foresti, Elda Scalvenzi y Maurizia Castiglioni, cónyuge de Vittorio Missoni.

Los cuatro italianos estaban de vacaciones en el archipiélago desde el 28 de diciembre, junto a otra pareja que se quedó en Los Roques, dedicados sobre todo a la pesca, para la que habían alquilado una embarcación, y tenían previsto regresar a Italia el mismo viernes por la noche.

El último contacto del avión se verificó a las 18.00 hora local de ese día a 10 millas náuticas de Los Roques, un conjunto de islas y cayos en las Antillas menores pertenecientes a Venezuela.