Los analistas del mercado financiero prevén que la economía brasileña crecerá este año un 3,26 %, lo que reduce ligeramente el pronóstico que tenían hasta la semana pasada, que llegaba a un 3,30 %, informó hoy el Banco Central.

Asimismo, los expertos de las instituciones financieras privadas aumentaron sus cálculos en relación a la inflación, que situaron en un 5,49 % para final de año, cuando siete días atrás preveían que 2013 acabaría en el 5,47 %.

Las previsiones aparecen en el Boletín Focus, una publicación semanal del Banco Central en la que se recogen encuestas hechas con un centenar de analistas de bancos privados sobre el futuro de la economía nacional.

En esta edición, los expertos mantuvieron su opinión de que la economía brasileña se expandió apenas un 0,98 % durante 2012, un año que calculan que ha cerrado con una inflación del 5,73 %.

Los indicadores oficiales de la economía brasileña deberán ser anunciados la semana próxima y, según el propio Gobierno, estarán en línea con las previsiones ya anunciadas por el mercado.