Los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de Honduras decidieron no conocer el recurso de amparo presentado por los jueces destituidos por el Parlamento, informó hoy una fuente oficial.

El portavoz del poder judicial, Melvin Duarte, dijo a los periodistas que los magistrados "ya oficializaron la excusa" para abstenerse de conocer el amparo 1026-2012, presentado por los destituidos como una vía para lograr su restitución.

La excusa de los jueces de lo Constitucional, que se reunieron hoy, se basa en que "existe una relación de amistad con los magistrados" destituidos, subrayó Duarte.

Silvia Trinidad Santos, Germán Vicente García, José Elmer Lizardo y Víctor Manuel Lozano, quienes fueron nombrados por el Parlamento hondureño integran desde el pasado día 3 la Sala de lo Constitucional, que presidirá Óscar Chinchilla hasta el 27 de enero próximo.

Los nuevos magistrados sustituyen a Rosalinda Cruz, José Francisco Ruiz, Gustavo Enrique Bustillo y José Antonio Gutiérrez, quienes el 12 de diciembre pasado fueron destituidos por el Parlamento, por declarar inconstitucionales las pruebas de confianza dispuestas por el Gobierno para depurar a la Policía.

Según los destituidos, la salida a esta crisis pasa por su restitución a través de una rectificación del Parlamento o la admisión del recurso de amparo con la anulación de la aprobación parlamentaria.

Duarte explicó que debido a la decisión de los magistrados, el presidente de la Corte Suprema, Jorge Rivera, tendrá que conformar una nueva sala con el resto de los jueces del pleno para que conozca el amparo.

Los magistrados de la Sala de lo Constitucional remitieron el "expediente y los antecedentes" del caso a Rivera, quien en las próximas horas tendrá que conformar la nueva sala, añadió la misma fuente.