Defensores de la tenencia de armas en Estados Unidos convocaron para el próximo día 19 la primera "Jornada en defensa de las armas" y pidieron a la población que acuda ese día "en masa" a las armerías y los campos de tiro del país.

La convocatoria es para dos días antes de la ceremonia pública de investidura del reelegido presidente Barack Obama, quien a raíz de la matanza en la escuela de Newtown apoya medidas para controlar el acceso a las armas y, en concreto, prohibir la venta de rifles de asalto estilo militar y cargadores largos.

"Si el pueblo estadounidense no se defiende ahora, Obama eliminará la Segunda Enmienda a la Constitución (que recoge el derecho a tener armas) sin ninguna contemplación para con nuestros derechos constitucionales fundamentales", indicó en un comunicado el presidente del "Día en Reconocimiento de las Armas", Larry Ward.

La coalición convocante reúne a decenas de grupos conservadores y defensores de la Segunda Enmienda de la Constitución.

El pasado 14 de diciembre un joven, que previamente había matado a su madre, asesinó a una veintena de niños y seis adultos en una escuela primaria de Newtown, en Connecticut, y luego se quitó la vida.

La matanza de la escuela Sandy Hook avivó el debate sobre cómo frenar la violencia generada por las armas de fuego en Estados Unidos.

Obama encargó al vicepresidente Joe Biden liderar un grupo de trabajo que este mes debe presentar medidas concretas para un mayor control de las armas y evitar más tragedias.

"Jamás habíamos tenido un presidente que ignorase la Constitución, el Congreso, la justicia y el sentir del pueblo estadounidense de forma tan aberrante", sentenció Ward, quien añadió que Obama pretende "pisotear" la Constitución para "imponer sus dictados".

Por su parte, Alan Gottlieb, fundador de la Fundación por la Segunda Enmienda y presidente del Comité Ciudadano en Defensa de las Armas, consideró que lo que se debe hacer, en vez de prohibir las armas que "protegen vidas y propiedad de ataques criminales", es "prohibir a los políticos que atentan contra nuestros derechos".

La influyente Asociación Nacional del Rifle (NRA, por su sigla en inglés) no forma parte de la coalición que organiza la jornada del día 19, pero, a raíz de la masacre en Connecticut, ha propuesto el despliegue de agentes armados en todos los colegios del país.

Durante su acostumbrada rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, afirmó hoy "muchos estadounidenses no comprenderían que, aún con la estela de lo sucedido en Newtown, se postergase cualquier decisión sobre la violencia de las armas". EFE