La Policía colombiana informó hoy que detuvo, en el norte del país, a un ciudadano bahamés pedido en extradición por Estados Unidos y que presuntamente formaba parte de una red de narcotraficantes que suministraba cocaína a los carteles mexicanos de Sinaloa y Los Zetas.

El director Antinarcóticos de la Policía de Colombia, general Luis Alberto Pérez, dijo a periodistas que la captura de Matthew Ian Ferguson se logró tras un año de seguimiento y se hizo efectiva en Montería, capital del departamento de Córdoba (norte).

Las labores de inteligencia para el arresto de alias "Matlock", de 43 años y quien llevaba viviendo 20 años en Colombia, tuvieron el apoyo de la Fiscalía de Colombia y de la DEA, de Estados Unidos.

Según el general Pérez, el presunto narcotraficante tenía como base de operaciones a Montería desde donde viajaba a Venezuela, Bahamas y México.

Según el expediente, "Matlock" tuvo relaciones con el narcotraficante y paramilitar colombiano Daniel el "Loco Barrera", a quien le conseguía pilotos para que viajaran a "los estados de Apure y Maracaibo en Venezuela".

Desde esos sitios los pilotos presuntamente sacaban cargamentos de cocaína que iban a parar a Honduras y de allí a México.

"En México, la droga era recibida por sus socios de los carteles de Sinaloa y Los Zetas, para ser posteriormente comercializada y distribuida en Estados Unidos", indicó el general Pérez.

El bahamés pasó a órdenes de las autoridades colombianas que le definirán su situación judicial pues sobre él también hay una solicitud de extradición de Estados Unidos.

La Corte del Distrito Sur de la Florida lo sindica de delitos relacionados con tráfico de cocaína.