Un tribunal de la capital yemení condenó hoy a cinco miembros de un grupo vinculado con la red terrorista Al Qaeda a penas de entre 4 y 10 años de prisión por preparar atentados contra instalaciones del Estado y embajadas extranjeras.

Según informó la agencia oficial yemení Saba, los acusados habían preparado ataques contra "instalaciones cruciales, campamentos militares y embajadas extranjeras", así como contra responsables del Ejército y de la Policía yemeníes.

El tribunal de la Seguridad del Estado de Saná condenó a uno de los reclusos a diez años de cárcel, a otros tres a seis años, y a una última persona a cuatro años.

Asimismo, estimó que otros seis acusados del mismo grupo ya han cumplido su condena en la cárcel desde que fueron detenidos, aunque colocó a cuatro de ellos en arresto domiciliario durante un año.

Según el tribunal, los once procesados en total habían formado una banda armada que seguía las órdenes de Al Qaeda para lanzar sus ataques en distintas provincias del país.

La actividad de Al Qaeda y sus grupos afines se ha recrudecido desde que estalló en 2011 la revuelta contra el régimen de Ali Abdalá Saleh, cuya salida definitiva del poder se produjo a principios del pasado marzo con la toma de posesión del anterior vicepresidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi.