El precio del dólar en el mercado informal argentino se disparó hoy y superó por primera vez los siete pesos por unidad debido a la fuerte demanda de divisas extranjeras en el inicio del periodo vacacional y la dificultad de conseguirlas por cauces oficiales debido a las restricciones cambiarias.

Casas de cambio informaban pasado el mediodía que el denominado "dólar blue" o "paralelo" se vendía hoy entre 7 y 7,02 pesos por dólar, un precio un 42,6 por ciento superior al del cambio oficial, situado en los 4,93 pesos por dólar.

"El precio ha subido porque hay muchos argentinos que quieren ir a veranear al exterior y no tienen otra forma de conseguir dólares", declaró a Efe un agente de cambio del mercado informal.

El mercado cambiario sufre severas restricciones desde noviembre de 2011, cuando el Gobierno presidido por Cristina Fernández puso trabas a la adquisición de divisas extranjeras con el objetivo de frenar la caída de reservas, reducir el fraude y profundizar la política de desendeudamiento.

El Banco Central flexibilizó hace dos semanas los requisitos para la adquisición de divisas con fines turísticos, pero mantuvo la obligatoriedad de obtener una autorización previa del Fisco.