Los vuelos de las compañías Transavia, Royal Air Maroc y Aigle Azur en el aeropuerto parisino de Orly sufrían hoy retrasos de una media de 45 minutos a causa de la huelga de la empresa WFS que presta diversos servicios de asistencia.

Un portavoz de Aeropuertos de París (ADP) señaló a Efe que los retrasos se limitaban a la terminal sur de Orly e insistió en que a primera hora de la tarde no se había producido ninguna anulación.

El paro de WFS (Worldwide Flight Services), que se encarga de labores como el control de pasajeros o el registro y el tratamiento de equipajes, se inició esta mañana, señaló el portavoz, que se esforzó en señalar que esa empresa no forma parte de ADP.

Medio centenar de sus empleados se habían sumado por la mañana a la convocatoria de paro para protestar, según un comunicado conjunto de los sindicatos, por la "política de amenazas, de acoso y de despidos" considerados "abusivos".