El presidente boliviano, Evo Morales, descartó hoy cambios en su consejo de ministros, en medio de la crítica de opositores y sectores sociales que cuestionan a tres de ellos por la existencia de una red de extorsiones en la Justicia.

"Por ahora no tengo en mente cambiar a ningún ministro. Tenemos un programa de gobierno, un plan de gobierno. La evaluación que hacemos de los ministros es en base a la gestión, en base a los resultados", declaró Morales a los periodistas.

En la ciudad central de Cochabamba, el mandatario dijo que "uno o dos" de sus ministros, tienen problemas de salud, pero que todos son "de confianza" y destacó su trabajo "permanente".

Morales respondió así a una consulta sobre posibles cambios en su gabinete el 22 de enero cuando comenzará su octavo año de Gobierno.

Opositores y sectores sociales han pedido el cambio de los ministros de Lucha Contra la Corrupción, Nardi Suxo; Presidencia, Juan Ramón Quintana, y Gobierno, Carlos Romero, porque creen que tienen responsabilidad en la existencia de una red de funcionarios que extorsionaba a reos y manipulaba a jueces y fiscales.

Las tres autoridades han declarado ante los fiscales que investigan ese caso, destapado por una denuncia del estadounidense Jacob Ostreicher, que aseguró que en su momento funcionarios, ahora presos, le pidieron 50.000 dólares a cambio de su libertad.

El presidente Morales defendió a esos tres colaboradores y sostuvo que el "tema de extorsión es ahora una cuestión mediática" usada por la "derecha" para tratar de desprestigiar a su Gobierno.

"Cuando la derecha usa a los medios para hacer cuestionar a los mejores ministros, Juan Ramón Quintana, ministro Romero, ministra Suxo, para Evo Morales son los mejores ministros", afirmó.

A su juicio, ninguno de sus ministros estuvo metido en la trama de las extorsiones, por la que hasta el momento han sido encarcelados una docena de exfuncionarios y fiscales.

Suxo salió hoy al paso de la solicitada publicada en la prensa por su madre Yolanda Iturry, en la que aseguraba que su hija le prometió dejar el Gobierno si era invitada a seguir en el cargo.

"Yo tengo más de 50 años y la única que puede responder por mi actos, soy yo. No mi mamá. Yo realmente agradezco esta nota que hizo mi mamá y que estoy segura que la apoyaron mis hermanos, pero es una nota de una madre que ama a su hija", dijo Suxo.

Sostuvo que hizo conocer a su familia que si Morales la invita, aceptará seguir en el mismo ministerio o en otro y enfatizó que no tiene nada de qué avergonzarse y que su conciencia está tranquila.

Destacó como logro de su gestión haber hecho 400 denuncias ante la Fiscalía de diez mil que recibió para ser investigadas, también el haber obtenido 66 sentencias contra acusados de corrupción, 25 de ellas vinculadas al gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS).

Cada 22 de enero, día de aniversario por el inicio de su Gobierno en 2006, Morales lee un mensaje al país con un balance de su gestión y suele recibir una carta de renuncia colectiva de sus ministros para que él decida con quienes continuará trabajando.