La inflación interanual en España cerró el ejercicio 2012 en el 2,9 %, según el indicador adelantado del índice de precios de consumo (IPC) publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Tras el pico inflacionista de octubre, en el que los precios llegaron hasta el 3,5 %, en noviembre cayeron hasta el 2,9 % por la bajada de los precios de los medicamentos y otros productos farmacéuticos, así como por el comportamiento de los carburantes y lubricantes.

Esta tasa se mantuvo en diciembre, y de confirmarse el dato -el definitivo se conocerá el próximo día 15- sería cinco décimas inferior al cierre de 2011 y se situaría casi en los niveles de 2010, cuando la inflación acabó en el 3 %.

La cifra de 2012 estaría por debajo de la registrada en el primer año de la crisis, en 2007, cuando la inflación se disparó hasta el 4,2 % (desde el 2,7 % de 2006).