La onza de oro al contado cerró hoy en el mercado de Londres en 1.693,75 dólares, un 1,78 por ciento más que al cierre de la sesión anterior, cuando acabó en 1.664 dólares.