El Gobierno argentino anunció hoy que en 2012 obtuvo una recaudación tributaria récord que alcanzó los 679.799,3 millones de pesos.

En rueda de prensa, el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, y el director de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray informaron que la recaudación impositiva se incrementó un 25,9 por ciento, con respecto al año pasado.

Pezoa destacó que los aumentos tuvieron que ver con los incrementos salariales y el crecimiento del trabajo registrado o "en blanco" experimentados a lo largo del año pasado y que en el caso del impuesto al valor agregado (IVA) el crecimiento es atribuible al mayor nivel de actividad económica.

El secretario de Hacienda precisó que los mayores incrementos en la recaudación provinieron de los Ingresos derivados al trabajo, por lo que los Aportes Personales aumentaron un 35,1 %, 69.500 millones de pesos (unos 14.000 millones de dólares) y las Contribuciones Patronales un 34,2 % para alcanzar alrededor de 101.000 millones (cerca de 20.5 millones de dólares).

Otro de los ítems que se incrementó por encima del promedio fue la recaudación del impuesto a los Combustibles que creció un 40 %, algo que atribuyó al aumento de precios y de la demanda.

También se situó por encima de la media las Ganancias, con un alza del 27,5 % respecto al 2011, superando una recaudación de 138.000 millones de pesos (unos 27,9 millones de dólares).

Durante el encuentro con los medios de prensa, Echegaray destacó que el crecimiento de Ganancias estuvo relacionado con el crecimiento económico" y el mayor nivel de fiscalización sobre los grandes contribuyentes", según precisó Telam.

El titular de la AFIP adelantó, asimismo, que este año tiene previsto recaudar 850.000 millones de pesos.