La compañía eléctrica francesa EDF destacó hoy que la adquisición de los parques eólicos que la española Iberdrola tenía en Francia constituía "una muy buena oportunidad" que le permite casi doblar su actividad en ese negocio con una movilización de capital limitada.

El director ejecutivo de la filial de renovables de EDF, Emmanuel Jaclot, subrayó en un comunicado que al integrar los 32 parques eólicos de Iberdrola van a "completar su cartera de activos eólicos en francia y ampliar sus actividades de explotación y mantenimiento".

En otras declaraciones publicadas por "Les Echos", Jaclot señaló que aunque la estrategia de su empresa se asienta en el desarrollo de proyectos propios, la propuesta de la eléctrica española era "una oportunidad" ya que "movilizando poco capital, casi duplicamos nuestro tamaño en Francia".

Según los términos del contrato divulgados el pasado día 31, Iberdrola se desprende de las 160 turbinas de los parques eólicos que ha puesto en servicio entre 2006 y 2012, y suponen una potencia total instalada de 321,4 megavatios, en torno al 5 % del total de esta energía en Francia.

El precio fijado fue de 350 millones de euros a los que se podrían añadir 50 millones suplementarios si se cumplen unos niveles de producción en los próximos cinco años.

Los nuevos propietarios son una filial del gigante estadounidense General Electric (GE), con el 40 %, MEAG una filial de gestión de activos de la aseguradora Munich Re con otro 40 % y EDF a través de su división de renovables con el 20 % restante.

Este consorcio se plantea modificar algunos de los molinos con tecnología de GE para "aumentar su productividad y su fiabilidad".