Al menos 60 personas murieron y más de 200 resultaron heridas esta madrugada en Abiyán, la capital de Costa de Marfil, a causa de una avalancha durante la celebración del Año Nuevo.

Según las primeras informaciones citadas por los medios locales, entre las víctimas podría haber varios niños.

Se desconocen de momento las causas de la avalancha, que se produjo cerca de un estadio desde el que se lanzaban fuegos artificiales.