La organización no gubernamental venezolana Justicia y Proceso Venezuela pidió hoy al Gobierno que se otorgue la libertad a varios "presos políticos", como han sido calificados por la oposición, especialmente a aquellos que sufren problemas de salud.

"Estamos esperando, tenemos muchísima fe que viene un lote nuevo a quienes si se les va a otorgar (la libertad)", dijo a periodistas la directora de Justicia y Proceso Venezuela, Theresly Malavé, quien aseguró que de los llamados presos políticos quien requiere la liberación "inmediata" es el comisario Iván Simonovis.

Junto a los comisarios Lázaro Forero y Henry Vivas, Simonovis fue sentenciado a 30 años de cárcel por haber ordenado disparar contra manifestantes el 11 de abril de 2002, día en el que se produjo un golpe de Estado contra el presidente, Hugo Chávez, que lo apartó del Gobierno por 48 horas.

Sin embargo, el 21 de diciembre pasado, un tribunal venezolano concedió la libertad como medida humanitaria a favor del comisario Vivas, hecho que fue recordado por Malavé al señalar que las fiestas navideñas no son impedimento para que se ofrezca este beneficio a Simonovis quien, aseguró, padece una enfermedad "grave".

"Lo jurídico ya se hizo, sus abogados presentaron la solicitud ante el tribunal, el juez hizo lo que jurídicamente se tenía que hacer, solo queda que el partido de gobierno diga si y se otorga la libertad de manera inmediata", apuntó Malavé.

Asimismo, la activista señaló que se están esperando "otras libertades" como las del general Raúl Baduel, que fue ministro de Defensa (2006-2007) y cumple una condena de casi ocho años de cárcel por corrupción.

El 23 de octubre del año pasado el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo que los "políticos presos" que padecían alguna enfermedad merecían beneficios penitenciarios independientemente del delito que hubieran cometido y solicitó a los jueces proceder en consecuencia.

La directora de Justicia y Proceso Venezuela dijo, además, sentir satisfacción por la liberación este sábado de cuatro directivos de Econoinvest, la mayor casa de bolsa venezolana, los cuales pasaron más de dos años en prisión bajo acusaciones de ilícitos cambiarios y quienes fueron beneficiados con una medida sustitutiva de privativa de libertad.

La medida también incluyó la liberación de banqueros acusados de corrupción entre los que se cuenta Arné Chacón, hermano del exministro de Ciencia y Tecnología, Jesse Chacón.

Para el momento de la detención de Arné Chacón, en diciembre de 2009, su hermano era ministro en funciones.