Las autoridades filipinas elevaron hoy a 20 el número de muertos causados por la tormenta "Wukong" a su paso por el país el día de Navidad y casi tres semanas después de que un tifón dejase más de un millar de víctimas mortales.

En una nota el departamento de Protección Civil señaló que otros nueve cadáveres fueron encontrados por los equipos de socorro en la isla de Panay, al oeste y en la región central del archipiélago golpeada con fuerza por la tormenta.

"Wukong", que los filipinos llamaron "Quinta", dejó a unas 23.000 personas sin hogar, que están acogidas en diversos albergues temporales montados por las autoridades.

La tormenta "Wukong" atravesó las provincias centrales después de que del 4 al 6 de diciembre, el tifón "Bopha" causara a su paso por las regiones central y meridional un total de 1.091 muertos, 834 desaparecidos y 6,2 millones de afectados.

La temporada de tifones en Filipinas, que empieza por lo general en junio y concluye en noviembre, atrae todos los años entre 15 y 20 tifones, de los cuales "Bopha" resultó ser el más fuerte que azotó el país en 2012.