La Policía española desarticuló hoy dos redes con conexiones en México, Francia y Rumanía, que defraudaron unos 300.000 euros con la clonación de tarjetas bancarias, en una operación en la que fueron detenidas 10 personas.

Entre los diez detenidos se encuentran los cabecillas de ambas redes, una de ellas dirigida por un ecuatoriano apodado "El Español" y la otra por un hombre nacido en Camerún y que residía en Madrid, según fuentes de la Policía.

La Dirección General de la Policía española informó de que las dos redes operaban en las ciudades de Madrid, Valencia y Zaragoza, así como en la región de Cataluña y tenían conexiones con otros grupos criminales en Francia, Rumanía y México que les facilitaban numeraciones de tarjetas a través de internet o por mensajes de móvil.

En la operación, denominada Storm, se han desmantelado tres laboratorios y un taller para fabricar elementos de "skimming", los dispositivos elaborados para manipular cajeros automáticos o datáfonos y que sirven para copiar los datos de las bandas magnéticas de las tarjetas.

Además se incautó material de clonación, 2.000 tarjetas falsas y gran cantidad de numeraciones, entre otros.

Una fuente de la Sección de Medios de Pago de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Comisaría General de Policía Judicial explicó a Efe que las dos organizaciones desarticuladas defraudaron unos 300.000 euros en compras con las tarjetas falsas en comercios de lujo de Madrid, Cataluña, Zaragoza y Valencia.