Un juez de Argentina dispuso hoy el procesamiento del expresidente de facto Jorge Videla por el denominado "Operativo Independencia", que incluyó la presunta comisión de delitos de lesa humanidad en la antesala de la última dictadura militar (1976-1983).

El juez Daniel Bejas, de la norteña provincia de Tucumán, procesó además a otros 16 exmilitares y expolicías en esta causa que investiga hechos ocurridos en ese distrito entre febrero de 1975 y marzo de 1976 en contra de 269 víctimas.

El magistrado dispuso el procesamiento con prisión preventiva de Videla, Carlos César Idelfonso Delía Larroca, Ramón César Jodar, Miguel Ángel Moreno, Jorge Omar Lazarte, Enrique José Del Pino, José Luis del Valle Figueroa, Ernesto Nicolás Chávez, Jorge Gerónimo Capitán, Pedro Adolfo López, Mario Benjamín Menéndez, Pedro Roberto Rojas, Alberto Alfredo Svendsen, Roberto Heriberto Albornoz, Ricardo Oscar Sánchez y Luis Armando de Cándido.

Todos ellos fueron procesados "por la comisión de los delitos de violación de domicilio, privación ilegítima de libertad agravada, tormentos, tormentos seguidos de muerte, delitos sexuales, homicidio y asociación ilícita gravada en grado reiterado", según informó hoy el Centro de Información Judicial (CIJ).

El juez también procesó, pero sin prisión preventiva, el expolicía José Ernesto Cuestas "por considerarlo partícipe secundario en la comisión del delito de privación ilegítima de la libertad agravada", añadió el CIJ.

Todos los procesados están acusados por participar del denominado "Operativo independencia", llevado adelante por el Ejército para aniquilar a la guerrilla del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) que en 1975 actuaba en Tucumán.

En el marco de esta causa, el juez rechazó en tanto un pedido de la Fiscalía para citar a declaración indagatoria a María Estela Martínez de Perón, presidenta de Argentina al momento de los hechos bajo investigación.

Videla, de 86 años y el primero de los cuatro presidentes de la dictadura, fue condenado en 2010 a prisión perpetua por un tribunal de Córdoba (centro del país) por el fusilamiento de una treintena de presos políticos en 1976.

Además, en julio pasado fue sentenciado a 50 años de cárcel por el robo sistemático de bebés durante la última dictadura.

En junio pasado fue trasladado desde el Instituto Penal Federal de la guarnición federal de Campo de Mayo, en la periferia de la capital argentina, a una cárcel común en la localidad bonaerense de Marcos Paz.

El exdictador, que suma procesamientos en varias causas, será sometido próximamente a juicio oral por el crimen del obispo Enrique Angelelli, asesinado durante el régimen de facto.