La Bolsa de Sao Paulo, a la estela de las alzas en los mercados asiáticos y de la tendencia positiva en los europeos, inició la jornada de hoy, la última del año, con tendencia al alza y, tras cinco minutos de subastas, su índice Ibovespa subía un 0,49 por ciento, hasta 60.714 puntos.

En el mercado de cambios, el real brasileño abrió con una depreciación del 0,10 por ciento frente al dólar, que era vendido a 2,045 reales.