El destituido ministro de Defensa ruso Anatoli Serdiukov compareció hoy a declarar como testigo en un caso de corrupción multimillonaria que salpicó al ministerio que encabezó hasta el pasado mes de noviembre, informó el Comité de Instrucción (CI) de Rusia.

"Serdiukov ha sido citado a un interrogatorio y en estos momentos está prestando declaración en calidad de testigo", dijo a la agencia Interfax el portavoz del CI, Vladímir Markin.

Para interrogar al exministro de Defensa se requerían motivos fundamentados y una serie de acciones procesales, que "llevaron algún tiempo", dijo el portavoz al explicar por qué Serdiukov no había sido citado a declarar hasta ahora.

Serdiukov, destituido el 6 de noviembre pasado, es el más alto funcionario apartado del poder como consecuencia de un escándalo desde que Vladímir Putin asumiera la jefatura del Kremlin en el año 2000.

Las autoridades investigan una estafa con bienes de Defensa por valor de más de 3.000 millones de rublos (casi 100 millones de dólares), en la que estaría presuntamente implicada la empresa Oboronservice, dependiente de esa cartera.

La oposición comunista asegura que Serdiukov presidió esa compañía pública durante varios años, por lo que también es responsable directo de la estafa.

Según la investigación, algunos de los detenidos en este caso mantenían estrechas relaciones con Serdiukov, al que Putin encargó en su momento la reforma y el rearme de las Fuerzas Armadas.

De acuerdo con la investigación, Oboronservice era utilizada para vender patrimonio -inmuebles y otros activos- del ministerio a precios por debajo de los del mercado.