La compañía estadounidense Royal Caribbean Cruises anunció hoy que ha encargado la construcción de otro barco crucero como el Oasis of the Seas, el mayor del mundo, que será entregado a mediados de 2016.

La compañía ya tiene el Oasis of the Seas y el Allure of the Seas, que en la actualidad son los mayores del mundo y que "básicamente han transformado la experiencia de cruceros para nuestros clientes", aseguró hoy Richard Fain, presidente y consejero delegado de la compañía.

En un comunicado detalló que la embarcación será construida en Francia por la compañía STX France, con la que trabaja desde hace décadas, aunque la operación aún está pendiente de que se concreten las vías de financiación, entre otras gestiones.

Además, ambas partes han alcanzado un acuerdo por el que Royal Caribbean tendrá un año para decidir si quieren encargar una cuarta embarcación similar al mismo precio, que sería entregada a mediados de 2018.

Con el encargo anunciado hoy, la compañía cuenta con un plan de inversiones en capital que incluye 1.300 millones de dólares en 2012, 700 millones en 2013, 1.200 millones en 2014 y otros 1.200 millones en 2015.

El Oasis, que empezó a navegar en noviembre de 2009, y su gemelo el Allure, que se estrenó un año más tarde, tienen capacidad para 5.400 pasajeros cada uno y cuentan con 16 cubiertas y 2.700 camarotes. Ambos parten semanalmente desde el Puerto de Everglades, en Fort Lauderdale, al norte de Miami (Florida).

Royal Caribbean Cruises, que cotiza en la Bolsa de Nueva York, es una de las mayores empresas de cruceros del mundo y es propietaria de las filiales Royal Caribbean International, Celebrity Cruises, Pullmantur, Azamara Club Cruises y CDF Croisieres de France, así como de un 50 % de TUI Cruises.