El australiano Warren Rodwell, secuestrado el año pasado en Filipinas por el grupo terrorista islamista Abu Sayyaf, apareció en un vídeo publicado por sus captores donde expresa las pocas esperanzas que tiene de ser liberado, informaron hoy medios locales.

Esta grabación, publicada en Youtube por el diario digital "Rappler" (http://bit.ly/Tq9KzU), confirma las informaciones policiales que atribuían el secuestro a la organización terrorista Abu Sayyaf.

"Este vídeo clip es para demostrar que hoy estoy vivo", declaró Rodwell en las imágenes grabadas el pasado 16 de diciembre.

Rodwell fue secuestrado hace más de un año en su vivienda situada en la isla de Mindanao, en el sur de Filipinas, dijo que se encuentra aislado y no tiene idea de lo que está sucediendo en el exterior.

También añadió que "personalmente no tiene esperanza de ser liberado".

El ministro de exteriores de Australia, Bob Carr, describió la publicación de la prueba de vida como una señal positiva, aunque mostró el "preocupación por su prolongado cautiverio" del ciudadano australiano.

"El Gobierno de Filipinas tiene la iniciativa en la respuesta a este caso y está dedicando importantes recursos para asegurar la liberación de Rodwell", apuntó Carr en un comunicado donde señaló que están "en constante comunicación" con la familia del secuestrado.

Fundado por un puñado de excombatientes de la guerra de Afganistán contra la Unión Soviética en Basilan en 1991, Abu Sayyaf ha perpetrado los atentados más sangrientos en el país y ha realizado múltiples secuestros, además de colaborar con el grupo Yemaa Islamiya, el brazo de Al Qaeda en el Sudeste Asiático.

Abu Sayyaf quiere establecer un Estado islámico en la región, dominada por sultanatos musulmanes hasta la llegada de los colonizadores españoles.