La bolsa española cerró hoy al alza con una pequeña subida del 0,10 %, que dejó a su principal indicador, el ÍBEX 35, al borde de los 9.300 puntos, en una sesión semifestiva que duró tres horas y media menos de lo normal por ser Nochebuena.

El ÍBEX 35 se anotó 8,50 puntos y quedó situado en los 8.299, después de un pequeño rally alcista que tuvo lugar únicamente en los últimos minutos de una sesión atípica, caracterizada por ligeras pérdidas.

De esta forma y después de la novena sesión consecutiva al alza, las pérdidas acumuladas en lo que va de año se reducen al 3,11 %.

El Índice General de la Bolsa de Madrid subió el 0,07 %, hasta alcanzar los 835 puntos y unas pérdidas anuales del 2,54 %.

La gran referencia de las bolsas mundiales, Wall Street, también funciona hoy sólo durante la mitad de la jornada y no abre hasta las 15.00 hora española, por lo que las europeas no se han podido apoyar en ella, como hacen casi todos los días.

Los grandes valores del mercado cerraron en rojo a excepción de Inditex y Telefónica, que eran las únicas que tiraban del ÍBEX con repuntes del 1,89 % y del 0,49 %.

Por el contrario, Iberdrola cedía el 0,95 %; el Santander, el 0,33 %, y el BBVA, el 0,11 %, tras anunciar la venta por 400 millones de euros de su gestora de pensiones en Colombia, con lo que obtendrá unas plusvalías netas de unos 265 millones de euros.

Al inicio de la sesión, la bolsa española registraba una ligera caída del 0,12 % en el ÍBEX 35, que se mantuvo en esos niveles hasta minutos antes del cierre, cuando optó por las compras y empezó a subir, aunque sin mucha energía.

La prima de riesgo se ha anotado apenas un punto básico y ha terminado el día con 388, con el rendimiento del bono español a diez años en el 5,163 %.

Indra se apuntó la mayor subida del IBEX 35, el 3,22 %, seguida de Sacyr Vallehermoso, con el 2,40 %, mientras que Construcciones y contratas y Caixabank registraban las mayores pérdidas, del 3,10 % y del 1,65 %.