Siete personas, entre ellas una fiscal y una funcionaria del Gobierno, fueron asesinadas hoy y sus cuerpos incinerados dentro de dos vehículos en una comunidad rural del noroeste del país, fronteriza con México, informó una fuente oficial.

Una portavoz del Ministerio guatemalteco del Interior dijo a Efe que entre las víctimas se encuentran la fiscal del departamento de Chiquimula, Yolanda Olivares; la directora de la Secretaría de Obras Sociales de la Presidencia en el departamento de El Progreso, Jennyfer Carolina Moscoso; su hermana, Karla Hernández Moscoso, y cuatro hombres.