Un atracador se ha atrincherado en la sucursal bancaria de un barrio periférico de Berlín, tras tomar a uno de sus empleados como rehén, indicaron hoy fuentes policiales de la capital alemana.

El asaltante, que según esa fuente exige una cantidad de dinero no especificada y que se le posibilite la huida, se mantiene en contacto con la policía, que ha acordonado las inmediaciones del banco.

Se trata de una filial del Deutsche Bank del distrito residencial de Zehlendorf, alejado del centro de la capital.

Según el diario "Berliner Morgenpost", el atracador asegura tener una bomba y amenaza con hacer volar el edificio, cuestión no confirmada por la policía.

Al parecer, según ese medio, unas veinte personas que se encontraban en la sucursal bancaria en el momento del atraco lograron burlar al asaltante y salieron por una puerta trasera del edificio.

Poco después consiguieron escapar otros dos empleados, un hombre y una mujer, mientras que un tercero sigue en poder del asaltante.

Zehlendorf es un barrio residencial acomodado, casi en las afueras de la capital alemana y en las inmediaciones de la sucursal se encuentra un mercadillo navideño, que ha sido evacuado y acordonado por la policía.