Las dos cámaras del Congreso de Colombia aprobaron hoy el texto final del Proyecto de Ley de la Reforma Tributaria que impulsó el Gobierno y que ha sido rechazada por la oposición, por su supuesto mayor impacto negativo sobre los asalariados.

Casi en la fecha límite para hacerlo y tras arduos debates, el texto quedó aprobado por 52 senadores y rechazado sólo por 6; mientras que en la Cámara de Representantes, 104 legisladores votaron a favor y 10 en contra.

La reforma tributaria pasará ahora a sanción presidencial para entrar en vigencia a partir del primero de enero de 2013, lo que celebró el jefe de Estado colombiano, Juan Manuel Santos, quien ha defendido con firmeza el proyecto en sus últimas semanas de trámites.

En una entrevista conjunta con las emisoras La FM y RCN Radio, Santos felicitó a los congresistas y aseguró que esta iniciativa cumplirá el objetivo de generar más empleo y equidad para el país.

"Esta reforma como quedó, quedó muy bien. Y quiero aprovechar para felicitar al Congreso por la forma como la discutieron y como analizaron cada artículo. Ahí no se metieron esos 'micos' (cambios a beneficio personal) a último momento", aseguró Santos.

"La acaban de aprobar, y esa reforma quedó en términos generales como una muy buena reforma, que va a lograr los objetivos iniciales con los cuales se presentó al Congreso de la República el proyecto", indicó el mandatario.

Santos y el ministro colombiano de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas, han enfatizado que esta reforma tributaria ampliará la recaudación entre los que más ganan, mientras el izquierdista partido Polo Democrático Alternativo (PDA), el único opositor, indicó por el contrario que los "ricos" salen beneficiados.

Tras la aprobación de la conciliación de la reforma, Cárdenas afirmó que "el Congreso está protegiendo a los colombianos de bajos ingresos y a la clase media, contrario a lo que se ha dicho".

Por el contrario, el senador del PDA Jorge Robledo dijo en RCN Radio que "ocho billones de pesos (4.472 millones de dólares) vale la rebaja que esta reforma le da a monopolios y trasnacionales, si fueran empresas pequeñas o medianas uno diría que no hay problema, y esa plata que se la va a sacar al pueblo raso de Colombia" mediante otros impuestos.

Una rebaja de 0,11 dólares en el costo de la gasolina; un aumento de impuestos a empresarios para financiar la educación, la salud y el campo y la reducción de impuestos a la medicina prepagada, son algunos de los cambios que sufrió el texto en su conciliación.

Destacan además artículos como la inclusión de beneficios a las obras de arte, la exención del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para los servicios de internet en estrato tres (clase media) y la base gravable para las zonas francas.

De igual manera, en la reforma tributaria quedó establecido que a quienes ganen menos de 3,5 millones de pesos (cerca de 2.000 dólares) no se les aplicará la retención en la fuente, el impuesto que grava directamente sobre el sueldo.

Durante la conciliación del total de artículos se acogieron 19 provenientes de la plenaria del Senado y 25 de la Cámara de Representantes. La reforma ingresó con 102 artículos y salió aprobada con 204 puntos.