La deuda pública de Portugal subió del 117,6 % en junio al 120,5 % del Producto Interno Bruto (PIB) en septiembre de este año, uno de los niveles más elevados de las últimas décadas, informó el Banco de Portugal (BdP).

Según el BdP, el sector privado también tiene un importante peso en la deuda del país: las empresas tenían un índice de deuda el pasado septiembre del 183,8 % respecto al PIB (unos 306.000 millones de euros) y los particulares del 101,1 %.

Desde que estallase la crisis financiera en 2008, el índice de deuda pública respecto al PIB se disparó en Portugal, donde a finales del 2008 el mismo era del 71,7 %.

Lisboa tiene el reto de reducir su déficit público en más de dos puntos porcentuales a finales del 2012, hasta el 5 %, para seguir recibiendo la asistencia financiera de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

El Gobierno conservador luso y los tres organismos internacionales, conocidos como la "troika", prevén que este año la deuda pública alcance el 119,1 % del PIB y pase al 123,6 % durante el 2013.