El ministro irlandés de Agricultura y Pesca, Simon Coveney, se declaró "muy satisfecho" con el acuerdo logrado hoy por la Unión Europea (UE) para el reparto anual de los Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas pesqueras para 2013.

En un comunicado, el ministro aseguró que el pacto es "bueno" para Irlanda y que contribuirá a la "sostenibilidad" de las reservas pesqueras, clave para el futuro de la industria de este país.

En concreto, Coveney destacó la decisión de los Veintisiete respecto al aumento del 6 % de la cuota de la cigala de Gran Sol, para la que el Ejecutivo comunitario había propuesto una reducción del 12 %.

La industria de la cigala de Gran Sol contribuye cada año a la economía irlandesa con 40 millones de euros, recordó el ministro, quien además confirmó que el caladero nacional se verá afectado por una reducción del 15 % de la cuota de la pescadilla.

Según Coveney, el valor directo del acuerdo logrado en Bruselas para la flota pesquera irlandesa asciende a 213 millones de euros, lo que incluye el acceso durante 2013 a 36.538 toneladas de "pescado blanco" y 180.000 toneladas de "especies pelágicas".

También la asociación de Productores de Pescado Irlandeses (IFP) consideró hoy que el sector "estará en una mejor posición" el próximo año, después de que el Ejecutivo comunitario moderase los recortes previstos anteriormente.

"Obviamente, no estamos contentos con todo, pero se alcanzaron logros importantes gracias al ministro", aseguró hoy el portavoz de la IFP, Sean O'Donoghue.

Los Veintisiete lograron hoy cerrar un acuerdo sobre el reparto anual de los TAC y cuotas pesqueras para 2013 gracias a que la Comisión Europea (CE) tuvo finalmente que ceder en una parte de los recortes propuestos, ante la oposición de numerosos estados miembros, que consideraron excesivas las reducciones.

La segunda propuesta de compromiso de la presidencia chipriota de turno de la UE, presentada a primera hora de la mañana del jueves, logró finalmente el respaldo de los Estados miembros.