El 14,7 % de los trabajadores españoles tenía en 2010 un sueldo sensiblemente inferior a la media nacional, un porcentaje que se eleva al 17 % en el conjunto de la Unión Europea (UE), según los datos difundidos hoy por Eurostat, la oficina comunitaria de estadística.

Eurostat elabora esta estadística en función del número de trabajadores que ganan dos tercios o menos del salario medio nacional por hora.

En la zona del euro, el porcentaje es sólo una décima mayor a España, del 14,8 %.

La proporción varía de forma significativa entre los Estados miembros y por sexos, según destacó la oficina comunitaria de estadística.

Los mayores porcentajes de salarios bajos se observaron en Letonia (27,8 %), Lituania (27,2 %) y Rumanía (25,6 %), mientras que en el otro extremo se situaron Suecia (2,5 %), Finlandia (5,9 %) y Francia (6,1 %).

En el conjunto de la UE, el 21 % de las trabajadoras tenía sueldos por debajo de la media, frente al 13 % de los hombres, una brecha salarial que en España se sitúa en el 21 % para las mujeres y el 9,2 % de los hombres.

El nivel de estudios también desempeña un papel importante en la distribución salarial en la UE, ya que el 29 % de los trabajadores que sólo contaba con la educación obligatoria tenía un salario bajo, frente al 19 % de los que completaron estudios intermedios y el 6 % de aquellos con estudios superiores.

En el caso de España, estos porcentajes descienden al 22,4 %, al 15,3 % y al 5 %, respectivamente.

Por tipos de contratos, el 31 % de los trabajadores con contratos temporales tenía un sueldo bajo en la UE, frente al 16 % de los indefinidos, mientras que en España las proporciones fueron del 20,4 % y el 13,1 %.