La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) condenó hoy a Costa Rica por la prohibición que mantiene desde el año 2000 a la práctica de la fecundación in vitro (FIV).

Este país es el único de América y uno de los pocos en el mundo donde la FIV es prohibida, pero ahora el Estado costarricense deberá legalizar este tratamiento médico, según informó la Presidencia en un comunicado.