Bolivia comenzó a exportar gas licuado de petróleo (GLP) a Paraguay con un primer envío en las últimas horas de 300 toneladas de ese combustible, informó hoy la firma estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

"Se mandó un volumen de 300 toneladas y se va a exportar 1.000 hasta fin de año o enero de 2013 (...) Estamos exportando a un precio de 700 dólares la tonelada métrica", afirmó el presidente de YPFB, Carlos Villegas, en un acto por el Día del Trabajador Petrolero, al que asistió el mandatario boliviano, Evo Morales.

El GLP fue enviado en camiones cisternas desde la planta de Vuelta Grande, en la región sureña de Chuquisaca y recorrerá más de 1.000 kilómetros hasta Asunción, precisó YPFB en un comunicado.

El producto será recibido en la capital paraguaya por las empresas Copetrol, Gas Total y Copesa, que se encargarán de su distribución en ese país.

En los últimos cuatro años, Bolivia había tenido que importar gas licuado para evitar la escasez del combustible sobre todo durante el invierno, por un descenso en su producción.

Esa situación se revirtió en noviembre pasado, cuando se logró incrementar la producción de GLP y se anunció que los excedentes serían exportados a Paraguay desde este mes.

A partir de junio de 2013, cuando empiece a funcionar una planta separadora de líquidos en el oriente boliviano, la estatal boliviana prevé incrementar los envíos de mil a 5.000 toneladas, por las que Bolivia recibirá 4,5 millones de dólares mensuales.

Asimismo, se espera que en 2014, con el funcionamiento de otra planta similar en el sur, se pueda exportar 42.000 toneladas de GLP por mes, que reportarán ingresos por 31,5 millones de dólares.

Villegas anunció hoy que para dentro de dos años se espera lograr la autosuficiencia en la producción de gasolina.

El país andino aún no ha resuelto su déficit de gasóleo, que compra a Venezuela.