Un tribunal oral de Argentina condenó hoy a 23 personas con penas de hasta reclusión perpetua imputadas por crímenes de lesa humanidad cometidos contra 280 víctimas durante la dictadura argentina (1976-1983).

El Tribunal Oral Federal 1 de la ciudad de La Plata (60 kilómetros de Buenos Aires) sentenció a prisión perpetua al civil Jaime Smart, ministro de gobierno de la provincia de Buenos Aires durante el régimen militar, al expolicía Miguel Etchecolatz por delitos cometidos en seis centros clandestinos de detención del denominado "Circuito Camps".

Los jueces también condenaron a prisión perpetua a Bernabé Jesús Corrales; Rodolfo Aníbal Campos; Horacio Elizardo Luján; Norberto Cozzani; Carlos García; Miguel Kearney; Hugo Alberto Guallama; Raúl Orlando Machuca; Domingo Almeida; Julio César Arguello; Mario Víctor Sita; Roberto Omar Grillo; Luis Vicente Patrault; y Fernando Svedas.

Asimismo sentenció a 25 años de cárcel a Eros Amílcar Tarela y a Jorge Antonio Bergés; a 18 años de prisión a Roberto Antonio Cabrera; a 15 años de prisión a Sergio Arturo Verduri; a catorce años de cárcel a Daniel Jorge Lencinas; a once años de cárcel a Pedro Antonio Ferriole; y a dos años de prisión a Santiago Antonini.

Este juicio, que se inició en septiembre pasado, tuvo entre los querellantes al Gobierno argentino y las Abuelas de Plaza de Mayo.

Se trató del primer proceso oral por los delitos cometidos durante la última dictadura en el "Circuito Camps", que agrupó a los centros clandestinos de detención que dependieron de la Jefatura de la Policía de la provincia de Buenos Aires, que estuvo a cargo del fallecido general Ramón Camps.

Durante el proceso se juzgaron delitos cometidos en seis centros clandestinos del Gobierno de facto, que causó la desaparición de 30.000 personas, según coinciden el Gobierno y organizaciones humanitarias.

Entre los hechos que se juzgaron estuvieron los secuestros del exdirector del diario La Opinión Jacobo Timerman, padre del actual canciller argentino, Héctor Timerman; y del albañil Jorge Julio López, quien sobrevivió al régimen pero desapareció en 2006, poco después de atestiguar en otro juicio por crímenes de la dictadura que tenía al excomisario Etchecolatz como acusado.

También se abordaron la desaparición de alumnos de secundaria, en un episodio conocido como "La noche de los lápices", y los casos de secuestro de 18 mujeres embarazadas, con niños nacidos en cautiverio y apropiados durante el régimen.