La Comisión Europea (CE) anunció hoy que ha concedido 2 millones de euros para la reinserción laboral de 450 trabajadores españoles que fueron despedidos por 35 empresas fabricantes de metal y afectadas por la crisis en el sector de los astilleros.

Las ayudas proceden del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG).

Los pedidos recibidos por los astilleros europeos han disminuido de forma radical desde 2008, lo que ha conllevado una notable reducción de la mano de obra en la construcción naval y sus industrias auxiliares en Europa, explicó la CE en un comunicado.

Bruselas anunció hoy una ayuda global de 25,3 millones de euros, a repartir entre Francia, Irlanda, Holanda, España y Suecia, para ayudar a 4.722 trabajadores, despedidos en sectores como los servicios de banda ancha, la metalurgia, la construcción, la fabricación de automóviles y la industria farmacéutica.

De esa suma, la partida más importante (11,9 millones de euros) ha ido a parar a los más de 2.000 trabajadores despedidos por Peugeot-Citroën en Francia.

El comisario Europeo de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión, Laszlo Andor, recordó que el FEAG "es un instrumento eficaz para apoyar a los trabajadores despedidos como consecuencia de los cambios en los patrones del comercio mundial".

La Comisión pidió a los Estados miembros que garanticen que el FEAG siga estando disponible para el próximo periodo de programación 2014-2020.