Dos aspirantes a soldado murieron hoy tras ser atacada con granadas de mano una oficina de reclutamiento de la Fuerza Aérea de Pakistán en la localidad de Nowshera, en el noroeste del país, informó a Efe una fuente policial.

El ataque fue perpetrado poco antes del mediodía local por dos hombres que desde una motocicleta lanzaron dos granadas contra una de las puertas de la instalación militar, donde esperaban decenas de aspirantes a recluta, dijo un responsable policial, Naím Shahan.

La fuente añadió que, como consecuencia, había una decena de heridos entre civiles y miembros de las fuerzas de seguridad que custodiaban el edificio atacado, un colegio militar de ingeniería.

El canal local Express elevó a tres la cifra de fallecidos.

Nowshera se halla en la conflictiva provincia de Khyber Pakhtunkwa, que junto a las vecinas áreas tribales constituyen el principal foco de la actividad insurgente en el país asiático.

La localidad atacada está a ubicada 45 kilómetros al este de la capital regional, Pesháwar, cuyo aeropuerto fue escenario el pasado fin de semana de un ataque talibán suicida que finalizó con 16 muertos, incluyendo diez atacantes, y medio centenar de heridos.