El presidente filipino, Benigno Aquino, ha creado la comisión encargada de proponer las leyes necesarias para cumplir el acuerdo marco de paz firmado con el Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI) en octubre, informan hoy los medios locales.

El pacto, que pone fin a más de tres décadas de lucha armada que han causado decenas de miles de muertos, contempla el funcionamiento en 2016 de un territorio autonómico islámico en el sur del país y que se llamará Bangsamoro (pueblo musulmán).

La Orden Ejecutiva número 120, rubricada anoche, crea la Comisión de Transición, que contará con 15 miembros designados por Aquino de una lista de candidatos propuesta por el Gobierno y el FMLI.

La nueva jefa del equipo negociador oficial, Miriam Coronel-Ferrer, señaló que el objetivo es "crear una nueva ley orgánica que establezca Bangsamoro lo antes posible, para poder elegir el Gobierno de Bangsamoro en 2016", según el diario "The Star Sun".

El FMLI fue fundado formalmente en 1984, dispone de unos 12.000 combatientes y llevaba negociando la paz desde 1996.

Entre 100.000 y 150.000 personas, al menos un 20 por ciento de ellas civiles, han muerto en cuatro décadas de lucha armada entre el Ejército e insurgentes musulmanes en el sur del país.

El conflicto ha paralizado el desarrollo de una región rica en recursos naturales y ha empobrecido a la población.