Una jueza de la ciudad oriental de Santa Cruz concedió hoy la libertad condicional al empresario estadounidense Jacob Ostreicher, encarcelado desde hace 18 meses en Bolivia por supuesto blanqueo de capitales en un caso relacionado con el narcotráfico.

En la audiencia celebrada hoy, la número 30 de este proceso judicial, se tomaron en cuenta pruebas antes descartadas, como las obtenidas tras la desarticulación en las últimas semanas de una red de funcionarios extorsionadores que supuestamente habría tenido entre sus víctimas a Ostreicher.

El empresario estadounidense llegó a la vista protegido con un casco, chaleco antibalas y en medio de un fuerte dispositivo policial, toda vez que sus abogados defensores han denunciado que temen por su vida.