Al menos 44 salvadoreños, en su mayoría niños y adolescentes, han resultado con quemaduras al manipular petardos durante los días previos a las fiestas de Navidad y de fin de año en El Salvador, dijo hoy una fuente oficial.

Asimismo, las autoridades de Protección Civil anunciaron que al menos 40.936 personas de diferentes entidades del Gobierno salvadoreño brindarán seguridad y asistencia en estas fiestas de cierre del año.

Entre el 1 de noviembre y el 17 de diciembre "tenemos 44 personas víctimas de quemaduras (por petardos)", dijo a periodistas la ministra de Salud María Isabel Rodríguez.

La cifra "está creciendo bien rápido", porque "en este momento ya tenemos 21 casos más de los que tuvimos el año pasado (en el mismo período), agregó.

El 20% de los casos corresponden a infantes entre los 5 y 9 años de edad, mientras que el 47,9 % son niños y adolescentes entre los 10 y 19 años, precisó Rodríguez.

"La vida de la gente vale más que un ratito de diversión, para mi debería de ser prohibida la fabricación de la pólvora", añadió.

El Plan Belén 2012, que contará con el apoyo de 40.936 personas de diferentes instituciones gubernamentales para resguardar a la población en estas fiestas, iniciará el 22 de diciembre y culminará el 2 de enero 2013.

Dicho plan es "un dispositivo de prevención, protección, socorro, auxilio y seguridad a nivel nacional", señaló Protección Civil en un comunicado.

Aunque aclaró que concentrará su esfuerzo en aquellos puntos caracterizados como de alto riesgo, donde habrá mayor número de personas, por el comercio de productos pirotécnicos, afluencia a playas y centros turísticos.

También en los lugares de "alto tráfico en carreteras que conducen a diferentes departamentos del país", agregó.

Pese a los 44 quemados por petardos previo a los días principales de las festividades, en el país a nivel nacional hay unos 2.200 puestos de venta de pólvora, de los cuales unos 600 están en San Salvador, indicó el boletín.

En este país centroamericano se acostumbra quemar petardos a la media noche de la Navidad y fin de año, y en los días previos en menor medida a cualquier hora del día.