Paraguay tiene otras "expectativas" con respecto al uso de la energía de la presa de Yacyretá, que comparte con Argentina, y las plasmará en su propuesta de renegociación del tratado de la binacional, que expira el año próximo, dijo hoy el canciller paraguayo, José Félix Fernández Estigarribia.

En declaraciones tras reunirse con el director paraguayo de Yacyretá, Enrique Cáceres, Estigarribia recordó que el tratado vence y hay que renegociarlo para 2014, según la agencia estatal IP.

El canciller explicó que ya hay una comisión encargada de preparar "una propuesta que refleje las aspiraciones del país para el futuro Tratado de Yacyretá".

"Hoy día las expectativas del Paraguay son otras. Aunque parezca mentira, en un año de crisis hay crecimiento de la economía paraguaya y se necesita usar esa energía en nuestro territorio y que beneficie a los paraguayos", aseveró.

Paraguay comparte sendas represas binacionales sobre el río Paraná con Argentina y Brasil, países a los que cede casi el 92 por ciento de la energía generada a cambio de compensaciones económicas.

Brasil paga anualmente 360 millones de dólares y Argentina en torno a 120 millones.

Estigarribia aludió al retraso en el pago por parte de Argentina, que adeuda actualmente algo más de 100 millones de dólares al Paraguay y ha prometido, dijo, que habrá un pago importante antes de que concluya 2012.

Según el canciller, la demora argentina en sus pagos por la cesión "se ha convertido en una costumbre", que en todo caso no es la razón para que Paraguay pretenda renegociar los términos del Tratado de Yacyretá.