La presidenta argentina, Cristina Fernández, recibió hoy en audiencia a Susana Trimarco, madre de María de los Ángeles "Marita" Verón, víctima de un caso emblemático de trata de personas en el país suramericano.

Trimarco se reunió con Fernández en la sede del Ejecutivo argentino luego de que la semana pasada un tribunal de la norteña provincia de Tucumán absolviera a los trece imputados por el secuestro de la joven, que permanece desaparecida.

Fuentes oficiales informaron que de la audiencia también participó el jefe de Gabinete de ministros, Juan Manuel Abal Medina.

"Quiero trasmitirle a todos que Cristina, nuestra querida presidenta, nos dio todo el apoyo; es vergonzoso lo que ha pasado", dijo a periodistas Trimarco tras la cita con la mandataria.

Tras difundirse el fallo en el caso Verón, Fernández había dicho el pasado miércoles en un acto que nunca se hubiera imaginado una sentencia como esa.

"No tengo pruebas, pero no tengo dudas: cuando hay dinero de por medio, el mundo puede estar tocando trompetas que no les importa nada", señaló Fernández en coincidencia con Trimarco, que tras conocerse el fallo denunció la presunta corrupción del tribunal que absolvió a todos los imputados por el secuestro de su hija.

Trimarco dijo que hoy le anticipó a la presidenta que impulsará que se realice un juicio político contra los integrantes del tribunal que fallaron en el caso del secuestro de su hija.

"La presidenta me apoya en toda la decisión que pueda tener y que tenemos que cambiar la Justicia porque de ella dependen muchas cosas. Todo tema cae en manos de ella y no podemos permitir que la Justicia siga siendo injusticia", dijo Trimarco.

Marita Verón fue secuestrada en Tucumán el 3 de abril de 2002, cuando tenía 23 años y una hija de 3, hoy al cuidado de su abuela.

En el juicio por el secuestro de Verón, han testificado, entre otros, víctimas de redes de trata liberadas que aseguraron haber sido compañeras de cautiverio de la joven en locales de diversos puntos del país donde eran drogadas y obligadas a prostituirse.

También testificó la propia Trimarco, quien es reconocida internacionalmente por la lucha contra la trata de personas a partir del caso de su hija y que el pasado día 9 fue galardonada por Cristina Fernández por su defensa de los derechos humanos.

En esa búsqueda de su hija, a pesar de las pistas falsas y amenazas de muerte, Trimarco descubrió evidencias de redes de trata que operan en las provincias argentinas de La Rioja, Tucumán, Buenos Aires, Córdoba y Santa Cruz y ha logrado rescatar a más de un centenar de víctimas.

Trimarco creó en octubre de 2007 una fundación que acoge a víctimas de la trata de personas y lucha por la recuperación de cerca de 600 personas que fueron secuestradas por traficantes y son buscadas por sus familiares.

En 2007 esta mujer recibió el Premio Internacional a las Mujeres con Coraje, otorgado por el Departamento de Estado de EE.UU. y este año un grupo de organizaciones argentinas inició una campaña para promover la candidatura de Trimarco para el premio Nobel de la Paz.

Su cruzada, que también ha sido reconocida por el Parlamento Europeo, el Gobierno argentino y diversas organizaciones humanitarias a nivel internacional, inspiró hace cuatro años una exitosa telenovela, "Vidas robadas", que concienció sobre un fenómeno del que hasta entonces hablaba poco la opinión pública argentina.