El presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados de Bolivia, Héctor Arce, sostuvo que en Bolivia la reforma más grande debe ser la transformación de la justicia.

Arce hizo esta consideración ante el Tribunal Administrativo de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Buenos Aires, donde el legislador participó como juez reelecto en el Periodo Ordinario de Sesiones de ese organismo internacional, informó la Comisión de Constitución en un comunicado.

En su intervención ante el plenario, Arce expuso las grandes innovaciones constitucionales de Bolivia en lo referente a la justicia, y señaló que "si hay una tarea pendiente en Bolivia" dentro del "proceso de cambio" que vive el país, "es la reforma integral de la justicia".

El diputado, también exministro de Defensa Legal del Estado, se refirió a la necesidad de instaurar en Bolivia un verdadero sistema de justicia administrativa dentro del cual, respetando los derechos de los ciudadanos, se proteja y se defienda fundamentalmente los derechos del Estado en su conjunto, agrega la nota.

Las declaraciones del legislador ante el Tribunal Administrativo de la OEA se producen después de que en las últimas semanas se revelara la existencia en Bolivia de una red de funcionarios que extorsionaba a presos, a quienes exigía dinero a cambio de fallos favorables o beneficios penitenciarios.

La red estaba encabezada por el ya exasesor legal del Ministerio de Gobierno Fernando Rivera, quien ha sido enviado a prisión junto con otros varios ex altos cargos de la Administración boliviana, además de dos fiscales.