El Gobierno de Bolivia culpó hoy a las autoridades departamentales de los motines que tienen lugar en varias cárceles del país en protesta porque los presos no reciben su asignación diaria para comida.

Durante la última semana, reclusos de prisiones de Cochabamba (centro), Sucre (sur), La Paz y Tarija (norte) han protestado enterrándose vivos, cosiéndose los labios con alambre, escribiendo pancartas con sangre y haciendo huelga de hambre.

Los reos reclaman al Estado que se les pague el "prediario" o pensión alimenticia diaria, que en algunas prisiones se les adeuda desde hace meses.

El ministro boliviano de Gobierno, Carlos Romero, afirmó hoy a la prensa que el conflicto carcelario se debe al "incumplimiento recurrente" de las gobernaciones de La Paz, Tarija y Beni, ya que el "prediario" se financia en un 55 % con aportes de los departamentos, y el 45 % restante lo pone el Estado.

Según el ministro, hasta ahora dichas regiones "no han desembolsado lo comprometido" y han provocado un "problema administrativo" que derivó en un déficit de recursos que impide pagar las dietas alimenticias a los presos, cuyas familias también se han unido a las protestas.

Romero anunció que los departamentos se han comprometido a saldar sus deudas a partir del próximo lunes y destacó que en algunos casos, como el de la Gobernación de Chuquisaca, ya han desembolsado cantidades para el pago de los "prediarios".

Los reclusos no sólo protestan por el impago de su asignación alimenticia, sino que también reclaman que se les aumente.

Aunque la cantidad varía según cada departamento, en casos como el de Cochabamba la pensión es de 6,40 bolivianos, equivalentes a 90 centavos de dólar.

En algunos penales, el dinero se entrega directamente a los proveedores de alimentos y se hacen "ollas comunes" para distribuir la comida a los reos, pero en otros los reclusos reciben la paga en efectivo.

Otra de las reivindicaciones de los penados es la aprobación de una Ley de Indulto que permita aliviar el hacinamiento en las cárceles bolivianas, donde actualmente hay 13.840 internos, casi 3.000 más que hace un año.

La Dirección de Régimen Penitenciario ha propuesto indultar en Navidad "por razones humanitarias" a 400 reclusos en todo el país, propuesta que el Gobierno debe resolver "en los siguientes días", dijo el ministro.

Explicó que su departamento presentó un diagnóstico con una propuesta de indulto y que ésta fue debatida internamente por los ministerios implicados.

La medida aún no ha sido aprobada debido a que dentro del Gobierno aún existen "posiciones encontradas", añadió Romero, quien mencionó a Chile y Ecuador como ejemplos de países en los que la política del indulto se ha implementado con éxito.