Rusia recalcó hoy que su postura frente al conflicto en Siria no ha cambiado un ápice y que, al igual que antes, respalda la puesta en marcha de los acuerdos alcanzados en Ginebra el 30 de junio sobre el establecimiento de un diálogo entre las autoridades y la oposición sirias.

"Nuestra posición sigue en vigor, no ha cambiado", dijo el portavoz de la cancillería rusa, Alexandr Lukashévich.

El diplomático ruso respondió así a unas declaraciones de su homóloga estadounidense Victoria Nuland, quien se congratuló de que Rusia haya "despertado a la realidad" y haya admitido que el régimen de Bachar al Asad tiene los días "contados".

"Queremos elogiar al Gobierno de Rusia por finalmente haber despertado a la realidad y reconocer que los días del régimen de Asad están contados", afirmó Nuland en su rueda de prensa diaria.

La portavoz estadounidense comentó con esas palabras una intervención en la Cámara Pública de Rusia del viceministro de Exteriores ruso, Mijaíl Bogdánov, en la que admitió, según las agencias rusas, la posibilidad de que la oposición siria desbancara al régimen de Al Asad.

"Nunca hemos estado dormidos ni hemos cambiado nuestra postura", subrayó hoy Lukashévich, quien recalcó que Bogdánov reiteró "la postura de principios de Rusia a favor del pronto cumplimiento de los acuerdos alcanzados en Ginebra el 30 de junio de este año".

Según las agencias rusas, en la reunión de la Cámara Publica, organismo consultivo adjunto al Kremlin, el viceministro de Exteriores dijo: "En lo que se refiere a una victoria de la oposición (siria), lamentablemente no se puede excluir, pero hay que mirar a la verdad a la cara".

En su ponencia, siempre de acuerdo a los medios locales, dijo que "la tendencia señala que el régimen y el Gobierno (sirios) han perdido el control sobre un territorio cada vez mayor".