Al menos dos mujeres iraníes murieron hoy y otras 17 personas resultaron heridas por el estallido de un artefacto al paso de un autobús de peregrinos chiíes en la ciudad de Samarra, 120 kilómetros al norte de Bagdad.

El ataque tuvo lugar en la zona de Al Qalaa, en el sur de Samarra, señaló a Efe una fuente de seguridad iraquí, que agregó que resultaron heridos 15 peregrinos iraníes, entre los que hay cinco mujeres, y dos iraquíes, el conductor del vehículo y un guía.

Las autoridades iraquíes han extremado las seguridad en estas fechas, ya que los fieles chiíes han intensificado sus visitas a los santuarios de esa confesión ubicados en diferentes lugares de Irak durante el mes lunar de Moharram, que comenzó el 15 de noviembre y marca el inicio del año musulmán.

Irak vive un repunte de la violencia con frecuentes ataques dirigidos contra objetivos chiíes y fuerzas de seguridad desde la retirada, en diciembre 2011, de las tropas estadounidenses.