Miles de simpatizantes de Hamás se manifestaron hoy en distintas ciudades de Cisjordania, en el marco del 25 aniversario del movimiento islamista en una semana marcada por la muerte de un adolescente palestino en Hebrón.

Unas 3.000 personas marcharon hoy en la meridional Hebrón, donde un palestino de 17 años fue abatido a tiros el miércoles por una policía de fronteras cuando blandía una pistola de juguete, según la versión de la Policía israelí, que la familia niega.

El jefe del Gobierno de Hamás en Gaza, Ismail Haniye, conectó con el evento por teléfono para decir a los participantes: "Estáis reescribiendo la Historia", informa la agencia palestina "Maan".

El presidente del Parlamento, Aziz Dweik, asistió al acto, en el que se guardó un minuto de silencio por los alrededor de 170 palestinos (en su mayoría civiles) muertos en la ofensiva israelí en la franja del mes pasado, en la que también perdieron la vida seis israelíes por los cohetes que lanzaron las milicias.

La marcha, que partió del ayuntamiento, era la principal de la jornada en Cisjordania para conmemorar la efemérides de Hamás, después de juntar ayer a unas 5.000 en la urbe de Nablus, en el norte.

Hoy, en Ramala, el diputado de Hamás Ahmad Atwan dijo a la multitud que "Hamás es fuerte y la ocupación israelí no durará mucho".

En el puesto militar de control de Kalandia, entre Ramala y Jerusalén, y en el poblado de Bilín, donde cada viernes hay manifestaciones contra la barrera israelí de separación, varios participantes lanzaron piedras contra las fuerzas de seguridad israelíes, informan medios israelíes.

Hamás ya conmemoró su aniversario en Gaza el pasado sábado, con la presencia del máximo líder del movimiento, Jaled Meshal, que vive en el exilio, y la participación de cientos de miles de personas.

Es, en cambio, la primera ocasión desde junio de 2007 en que Hamás lo festeja en Cisjordania, territorio ocupado por Israel desde la Guerra de los Seis Días de 1967.

En 2007 la enemistad con la facción nacionalista Al Fatah alcanzó su cenit tras seis días de sangrientos enfrentamientos en Gaza que dejaron de facto dos Gobiernos palestinos paralelos: uno, de Hamás, en la franja y otro, vertebrado por Al Fatah, en Cisjordania.

La celebración ha sido posible gracias al nuevo ambiente surgido entre ambas facciones desde la citada ofensiva israelí en Gaza, con constantes gestos y declaraciones en favor de la unidad interpalestina, negociada sin éxito desde hace años.

El Ejecutivo de Hamás en la franja ha dado por su parte luz verde a Al Fatah para conmemorar su 48 aniversario el próximo 1 de enero.

El festejo tendrá como lema "Estatalidad y victoria", en referencia al reciente reconocimiento de Palestina como Estado observador por la Asamblea General de la ONU.

El último acto que Al Fatah organizó en Gaza (en noviembre de 2007, el aniversario de la muerte del mítico rais Yaser Arafat) fue multitudinario, pero acabó ensangrentado, con siete muertos -en su mayoría simpatizantes de Al Fatah- en enfrentamientos entre Policía y participantes.