El general retirado Mauricio Santoyo, jefe de seguridad de Álvaro Uribe cuando era presidente de Colombia, fue condenado hoy por un juez de EE.UU. a 13 años de cárcel y a pagar 125.000 dólares de multa tras haberse declarado culpable de colaborar con el narcotráfico.

Santoyo se declaró culpable el pasado agosto ante el Tribunal Federal del Distrito Este de Virginia (EE.UU.) de conspirar para dar apoyo material y recursos a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).